Jaén


jaen

Los orígenes de Jaén se remontan según la arqueología a la época prehistórica. Destacan los yacimientos de Marroquíes Bajos (hoy el Bulevar), y el oppidum ibérico de Puente Tablas. El nacimiento de lo que hoy es el núcleo urbano de Jaén procede a la época íbera (800/700 a.C.). La evolución histórica de estos asentamientos daría lugar al nacimiento del municipio romano de Aurgi. Durante la dominación árabe (siglos VIII al XIII), se fijan las líneas del desarrollo urbano de Yayyan (Jaén). Tras varios asedios, Jaén fue conquistada en 1246 por el rey Fernando III “el santo”, tras un pacto con el rey Alhamar. Tuvo especial protagonismo en la conquista de Granada, por lo que el rey Enrique II de Castilla le otorgó el título de “Muy noble, famosa y leal ciudad de Jaén, guarda y defendimiento de los reinos de Castilla. Bajo el reinado de Enrique IV se comenzará una profunda reforma urbanística allanando y ensanchando calles y plazas, adecuando las condiciones de salubridad e higiene y reforzando el alcázar. Concluida la conquista de Granada y descubierta América, Jaén en el siglo XVI es una de las ciudades más importantes de Castilla, con una economía fundamentada en las cosechas de cereales, la industria del curtido de pieles y el sector artesanal. En el siglo XVII, por el contrario, las pestes, el hambre, los conflictos bélicos y las luchas nobiliarias, causan una disminución del número de habitantes y el empobrecimiento de los mismos. En el siglo XVIII la ciudad experimenta una clara revitalización de su economía con el resurgir de su agricultura y el crecimiento de sus gremios artesanales. La guerra de la Independencia coincidió con el estancamiento económico y las revueltas sociales. La capital jugó un fuerte protagonismo tras la Batalla de Bailén.con las luchas agrarias, que desembocaron en el ascenso del socialismo, se inició el siglo XX. La proclamación de la República trajo momentos de prosperidad a la capital. Durante las primeras etapas de la Guerra Civil la provincia de Jaén profesó lealtad a las tropas republicanas y se mantuvo como un fuerte bastión hasta ser sometida por el ejército franquista. La posguerra fue una etapa crítica, hasta que a mediados de los sesenta se percibió una mejoría en el terreno económico, acompañada de un avance de la expansión urbanística. La llegada de la democracia fue un momento esperanzador, que coincidió en la capital con un fuerte despegue económico. Los diferentes gobiernos municipales, los gobiernos regional y nacional y los fondos europeos reforzaron el tejido empresarial y comercial de la capital, promovieron nuevas obras públicas, ensancharon la ciudad y cimentaron una capitalidad moderna, culta y emprendedora. La creación de la Universidad de Jaén en 1993 condujo a la ciudad a un ilusionante siglo XXI. Hoy vive del turismo y el cultivo de olivos, no en vano es la Capital Mundial del Aceite de Oliva. Además forma parte del Camino Mozárabe, conectando con Santiago de Compostela a través de la Vía de la Plata.


Con una larga lista de patrimonio los lugares imprescindibles que se tienen que visitar si se viaja a esta ciudad son: La Catedral de Jaén, los baños árabes, el Castillo de Santa Catalina, el museo provincial, el Palacio de Villadompardo.

GRUPO PACIFICOlogoGPBlanco
Avda. César Augusto 3, 2ºD – 50004 Zaragoza (SPAIN)
Tel. +34 976 435 857 | This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.